domingo, 30 de octubre de 2011

EL ENCAJE DE LOS DEPÓSITOS EN DÓLARES, EN LA MIRA DEL GOBIERNO

AFIP y dólar paralelo: gran expectativa por lo que pasará mañana

La gran incógnita que en las últimas horas manifiestan los analistas de la City es cómo aplicará la AFIP su última resolución, anunciada por Amado Boudou en su carácter de ministro de economía, 45 días antes de asumir la vicepresidencia de la Nación. La AFIP deberá dar la autorización previa al público que compra moneda extranjera en casas de cambio, bancos y financieras. La clave es si, como todo parece indicarlo, la AFIP utilizará la nueva regulación para restringir la venta de dólares y en qué medida lo hará. En caso de que se trate lisa y llanamente de una barrera para defender un tipo de cambio atrasado frente a la inflación, estaríamos en presencia de un corralito cambiario que se parecería bastante a un virtual control de cambios. No extrañó, entonces, que a última hora del viernes el dólar paralelo se vendiera a 4,70. Ayer señalamos la escasez de reservas brutas para combatir con éxito una corrida de la base monetaria contra esas reservas brutas, que estarían en los US$10.000 MM. Ésta sería la opinión de analistas que siguen reservadamente este número.
Por la cornisa
Con este cuadro, como señala el ex presidente del BCRA y diputado nacional Alfonso Prat Gay, al gobierno le quedan dos alternativas: vender reservas o devaluar. Salvo que la AFIP, a partir de mañana, niegue sistemáticamente las autorizaciones para comprar.
Examinando los puntos críticos de la política económica, se ve claramente que el gobierno tienes dos problemas urgentes que resolver. El primero es, sin duda, fijar el valor del dólar y el segundo es decirles a los mercados cómo se van a financiar los pagos de la deuda externa el año que viene, que alcanzarán los US$5.647 MM. De acuerdo al proyecto de ley de presupuesto enviada por el Ejecutivo al Congreso -y que seguramente será aprobado sin problemas- estos compromisos serán cubiertos con reservas de libre disponibilidad. Pero, como venimos señalando, hoy no existen más reservas de libre disponibilidad. Sí, en cambio, figuran entre las reservas declaradas US$ 8.600 MM que son casi dólares y decimos eso porque son argendólares, una categoría criolla. Hay antecedentes de que estos argendólares son pasibles de confiscación o expropiación. Por tanto, existen altas probabilidades de que estos depósitos en dólares del público, que están como encaje en el BCRA, sean tomados por el gobierno, que les entregaría, en cambio, un bono a los bancos a un interés anual del 3 ó 4% en dólares. De ahí en más cabe especular con las probables consecuencias. No hay que descartar que el público que tiene esos depósitos piense que hay un nuevo corralito que, que sumado a la caminata cambiaria, podría transformarse en corrida cambiaria. Y de ahí al colapso habría sólo un paso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada